Segura de León


Quedan 354 días para las Capeas 2018
Mapa del Sitio Agrandar Reducir Restaurar

Hemos recibido
2264132
visitas desde el 13/03/1998

Ver Estadísticas

Pregón Capeas 1978


Buenas noches, segureños. Buenas noches, visitantes que nos honráis con vuestra presencia.

Quiero, antes de nada, piropear y felicitar a la Vaquera Mayor, Elena, y a sus zagalas, que ponen la nota de belleza y juventud, representando a nuestras guapas jóvenes segureñas.

Permitidme que dedique mi pregón, como recuerdo y homenaje, a dos segureños que este año contemplarán las capeas desde troneras más altas: Manolo Garduño, El Cabo, y Miguel González, el carpintero, que eran símbolo de la juventud enamorada de las capeas. Ejemplo digno de ser imitado, jóvenes segureños.

He tenido muchas veces la tentación de tratar en mi pregón temas y problemas que están en la mente de todos. Hay incluso quien me animó a que los tratara. Pero no quiero, ni tengo derecho a quitar a las capeas su aire popular de desenfado y alegría. Tengo experiencias recientes de que fiestas, por carecer de ese carácter popular y por dejarse llevar por distintos grupos de presión e influencias, se han politizado y complicado en muchos aspectos.

Qué fácil sería para mí, en estos momentos en que Extremadura vive lo que llamamos preautonomía; una preautonomía de papel en opinión de muchos extremeños, criticar la actuación de partidos y personas que están tratando de llevarla a cabo.

Qué fácil sería para mí arremeter contra personas y organismos del anterior y actual régimen que han abandonado secularmente esta zona del sur de Badajoz.

Qué fácil sería usar de problemas como el paro, la emigración, el campo... que, aunque ciertos y espinosos no dejan de ser utilizados como tópicos por políticos, muchas veces demagogos. Dejemos los mítines a los políticos.

Yo creo que un pregón y el que pregona debe hacerlo de lo bueno. Nadie pregona mercancía mala. Y yo quiero pregonar la mercancía de la esperanza. La mercancía del amor por las capeas.

Quisiera que mi pregón
hablara de cosas buenas,
de recuerdos, de nostalgias
y de amor por las capeas.

Hoy cuando todos los pueblos
sus raíces desentierran
buscando en sus tradiciones
y sus historias añejas,
quiero cantar los recuerdos
que cuentan la gente vieja.

Quiero dejar las miserias
pudrirse en los corazones.
¡Que Segura está de fiesta!
¡Que Segura en las capeas
no es otro pueblo cualquiera!

Una Segura rayana,
andaluza y extremeña,
que canta por sevillanas
y por fandangos de Huelva.
Sin perder su extremeñismo,
aunque en andaluz se expresa,
cuando canta las virtudes
y esencia de sus capeas.

Una Segura que olvida
rencores que su alma lleva.
Que los pueblos que son nobles
siempre expresan su nobleza.

Una Segura dormida
que en las capeas se despierta
de su indolente apatía,
de su casi eterna siesta,
para velar noche y día
en su semana de fiesta.

Y de ella quiero hablar
a la juventud que empieza,
recordando con nostalgia
lo que en otros tiempos fuera.

¡Qué pocos pueblos tendrán
de historia tanta grandeza!
¿Qué fiesta puede aportar
de recuerdos tal riqueza?

Buscad, jóvenes, buscad
las cosas de las capeas.
En vuestras manos está
que la fiesta no se pierda,
y que sangrando despacio
año tras año se muera.

Porque yo la veo morir.
Y es que la estoy viendo enferma...
Y no quiero que se nos vaya
un trozo de vida nuestra.

Y se muere entre el bullicio.
Entre güisquis, humo y menta;
entre repicar de palmas
y ruidos de discotecas.

Jóvenes, resucitadlas.
¡No queremos que se muera...!
Que con las capeas no puede
existir la indiferencia.

Que las capeas no se inventan
como otra fiesta cualquiera.
Que cada año necesitan
retoños de savia nueva.

Preguntad a los más viejos.
Que os cuenten cosas de aquellas...
Hechos y gentes que aumenten
vuestros deseos de quererlas,
pues quien conoce la historia
quiere más por conocerla.

Preguntadle por la gente
típica de las capeas.
Gente que fueron haciendo
lo que hoy es nuestra fiesta.

Preguntadle por los toros
y vacas de más nobleza;
por las yeguas y caballos...
y os contarán sus proezas
por los caminos de Dios
y fincas de nuestra tierra.

Y os hablarán de Menene,
el de la honda certera,
y de otros muchos vaqueros
que tuvieron las capeas.

De Don Paco y Jesús Maya
y las entradas que hicieran
con su caballo y su pica
haciendo estampa campera.

Y de cuando Ignacio Alba
con su caballo o su yegua,
la vaca de más tronío
con "sudó" y sangre trajera.

Recordarán a Ramírez,
su soga y su tranca vieja;
a Zurraca y al Pintao
y a Vicente y su "ava fesca".

Y os hablarán del humor
que en los tiempos de miseria
ponían muchos segureños
para animar las capeas.

Evocarán a Ceneque
y lo que Guillermo hiciera
con su amigo Zapatones
en charlotadas burlescas.

Y cómo corrían las vacas,
sin fuente que interrumpiera,
Periquín el de la Chata,
El Viernes, el Colorao,
Azaña u otro cualquiera,
con alpargatas de hambre
y con corazón de fiera.

(A Canuto no lo nombro
porque en activo se encuentra).

Era el tiempo en que los niños
jugaban a las capeas...

Unos querían ser la Pepa,
el otro la Jeringuera,
el caballo de Don Paco,
Piloto o la Jabonera.

Jóvenes resucitadlas,
No queremos que se mueran.
¡No queremos que se vaya
un trozo de vida nuestra!

Que Segura siempre cante
ese fandango de Huelva:
"Tres cosas tiene Segura
que no las tiene Madrid.
El castillo y las capeas
y ver las vacas venir
por el camino Marmeja".

Y aquí debía terminar,
pero se que no pudiera
sin desear que ese fandango
diga la verdad completa.
Y que pronto ese castillo
sea de la gente extremeña.

Que nadie pueda quedarse
sin abrazar sus almenas,
sin contemplar el paisaje
rico de mi pobre tierra.
Sin sentir el viento fresco
entre sus almenas viejas.

Que los niños de mi pueblo
no sólo lo vean por fuera,
y que sientan la emoción
de correr por sus almenas.

Que no se rasguen sus muros
por desidia e indolencia.
Que símbolo de Segura,
de verdad, símbolo fuera.
¡Que pronto sea este castillo
de la gente segureña!

Y ahora quiero brindar:
Quiero brindar por Segura,
quiero brindar por mi tierra,
por los segureños ausentes,
y... ¡Por el Cristo de la Reja

Isidoro Jaramillo Hernández
Página Web realizada por  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Segura de León - 2008
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons | Aviso Legal | Bibliografía
CSS Válido! Valid XHTML 1.0 Transitional Licencia Creative Commons